Las comunidades de propietarios solo representan el 3,4% de asegurados de incendio en 2020

El seguro paga al año 500 millones de euros para arreglar o indemnizar los daños causados por los incendios. Esta es una de las conclusiones del informe ¡Fuego!, realizado por UNESPA y en el que ha participado TECNIFUEGO.

Autor: Adrián Gómez. Presidente de TECNIFUEGO, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios<br><br><br><br>
Publicado:
27-04-2021
Contenido

La mayor parte de los inmuebles protegidos por el seguro frente a incendio son viviendas (88%). En el caso de las comunidades de propietarios solo representa un 3,4%.



De acuerdo con los datos manejados, un 78% de los incendios ocurre en domicilios, por cuyos daños, el seguro paga una media de 2.930 euros.



Del informe se desprende, que, aunque la mayoría de los edificios de viviendas disponen de extintores en las zonas comunes, la mayor parte de los residentes en un edificio no saben utilizarlos en caso de necesidad. Igualmente sucede con las BIE, bocas de incendio equipadas,



Sin embargo, una reacción rápida frente a un incendio marca la diferencia entre quedarse en conato o pasar a un siniestro mayor. En este sentido, y para reforzar la seguridad, los expertos de TECNIFUEGO recomiendan la instalación de un sistema de detección de incendios en los edificios de viviendas. Una circunstancia idónea para implementar mejoras en el área de la seguridad contra incendios en las comunidades de vecinos puede ser cuando se pone en marcha la rehabilitación del edificio. Este resultaría un momento óptimo para incluir sistemas de detección y además dotar a los edificios de materiales resistentes al fuego en frontales y cubiertas.



En España, instalar detectores o rociadores automáticos en los edificios de vivienda no es obligatorio, salvo en determinados rascacielos, pero los bomberos y demás expertos recomiendan disponer de un sistema de detección que de la alarma e incluso esté conectada a una central de incendio que comprueba el incidente y avisa a los bomberos. detector de humos. Los rociadores igualmente son capaces de apagar un conato en pocos minutos.



Para concienciar sobre la utilidad de los detectores y demás sistemas contra incendios hemos puesto en marcha una campaña de concienciación “Los incendios matan, pero la protección es posible”. Para reducir el número de muertes que se producen cada año por incendio, es fundamental el apoyo de las Administraciones Públicas desde distintas perspectivas: la concienciación de la ciudadanía, los cambios normativos que incrementen las exigencias en protección contra incendios, una aplicación rigurosa de las inspecciones y el cumplimiento legislativo. 

Compartir